Copyright © 

Obediencia Clase Internacional
OCI.

Las disciplinas caninas deportivas cada vez son más variadas y poco a poco hay más alternativas para elegir el deporte canino que quieres practicar junto a tu perro.

 

Si hay un deporte con perros que se puede definir como el “adiestramiento canino”  llevado al máximo exponente es la Obediencia Clase Internacional o también llamada Obediencia FCI.

 

Esta deporte es relativamente joven, ya que lleva instaurado en la RSCE poco más de diez años. Aunque en los últimos dos años el número de participantes ha aumentado considerablemente. 

 

Este deporte trata de buscar una actitud cooperativa entre guía y perro, poniendo énfasis en que la ejecución de los ejercicios debe expresar alegría y una buena predisposición. 

 

Es apto para todas las razas y tamaños, de hecho en el Mundial se han visto razas tan originales como un Corgi. El reglamento mantiene el compromiso de juzgar los ejercicios teniendo en cuenta el tamaño y características físicas de cada raza. 

 

Un deporte que debido a su exigencia física moderada y a la importancia de formar a los perros de una manera muy técnica y depurada, comienza su entrenamiento a edades muy tempranas con ejercicios que forman a los perros física, psicológica e intelectualmente.


Toca adentrarnos en la Obediencia de competición, un deporte relativamente joven y que cada vez acoge mas adeptos. Un deporte muy técnico aunque también un deporte que enfatiza la muy buena predisposición para la realización de los ejercicios de forma alegre y vistosa por parte del perro, y una relación entre el guía y el perro en el que denote un trato respetuoso y positivo.

Apto para todas las razas y tamaños con pequeñas diferencias incluso para los mas pequeños y el compromiso de un reglamento a juzgar a los diferentes perros en sintonía con la raza a la que pertenecen.

Un deporte que debido a su exigencia física moderada y a la importancia de formar a los perros de una manera muy técnica y depurada, comienza su entrenamiento a edades muy tempranas con ejercicios que forman a los perros física, psicológica e intelectualmente.
Aunque suene raro así es, ya que se comienza muy pronto a  realizar ejercicios de propiocepción, a enseñar al perro a gestionar y tolerar muchos ambientes diferentes, y una misión muy importante que es la de enseñar a un perro a aprender, interaccionar  y comprender a su guía.

 

La obediencia  deportiva consta de 10 ejercicios que se puntúan por individual de 0 a 10, siendo las posibles puntuaciones las siguientes: 0, 5, 5´5, 6, 6´5, 7, 7´5, 8, 8´5, 9, 9´5 y 10. Y teniendo cada ejercicio un coeficiente de dificultad que puede ser 2, 3 y 4 por el que se multiplicará la puntuación anteriormente mencionada, siendo un total de 320 puntos posibles. Un pequeño lio para que no nos aburramos....

 

 

  

 

  • (1 y 2)En primer lugar hablaremos de dos ejercicios que se realizan en grupo con todos los    perros competidores, dos ejercicios de permanencias uno en tumbado y otro en sentado en los que los guias dejan a los perros en la posición mencionada y se ocultan de las vistas durante un tiempo determinado.









     


 

  • También, y ya por individual se realiza el ejercicio de junto, muy característico en este deporte por no fijar ningún patrón fijo y ser diferente y con muchas variantes en cada competición, siendo este mas fluido, técnico y vistoso que en otros deportes.













     


 

 

  • El ejercicio de posiciones sobre la marcha, en el cual se realizan las tres posiciones estáticas (sentado, de pie, tumbado) mientras se realiza el junto.













     

  • El famoso BOX, un ejercicio que comienza con un envió frontal a un cono a 10 metros y posteriormente un envió direccional a un cuadrado formado por 4 conos situado a 25 metros (aprox), a derecha o izquierda, donde debemos tumbar al perro para realizar después una posterior llamada de espaldas. 









     

  • Llegamos a la típica llamada, pero seria muy aburrido si no le pusiéramos la dificultad de tener que parar al perro en la posición de pie y después en la posición de tumbado antes de llegar al guía aproximadamente a 1/3 y 2/3 del recorrido. Un ejercicio muy dificultoso pero muy vistoso y divertido de entrenar.




















     

  • No pueden faltar los ejercicios de cobro y el primero que nos encontramos es uno en el que primero se envía al perro a un cono a 10 metros de distancia y posteriormente se indica al perro que apport de los 3 que tiene colocados 10 metros mas atrás debe coger, nunca pudiendo ser el del medio y siendo por sorteo designado el que el perro debe coger y entregar al guía.













     

  • Otro ejercicio de cobro, pero en este caso el perro deberá cobrar un objeto metálico lanzado por el guía por encima de un salto, teniendo el perro que saltar tanto a la ida como a su vuelta antes de la entrega de este. Un ejercicio que se complica en ocasiones por no se muy agradable el portar objetos de metal por algunos perros. 














     

  • Discriminación olfativa. En este ejercicio el perro es enviado a un grupo de 6 palitos de 2x2x10 en el que se ha introducido uno tocado durante 5 s por su guía. El pero deberá cobrarlo sin tocar los otros y entregárselo al guía.














     

  • Llegamos al último, el cambio de posiciones, en el que el guía tumba al perro y se aleja 15 metros. A esta distancia tiene que realizar 6 cambios de posición del perro que se determinan en cada competición para que no sea siempre el mismo orden en los cambios, terminando en tumbado con la vuelta del guía al perro último cambio a la posición base (perro sentado al lado izquierdo del guía)







     




  •  

 

Estos son los 10 ejercicios que mantienen las mentes de los entrenadores de obediencia entretenidas durante prácticamente toda la vida del perro. Por que se empieza muy pronto a entrenarlos y prácticamente no se acaba nunca de entrenar.

Texto y fotos por Dani Pardos.
¡Muchísimas gracias por tu ayuda!

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now