Copyright © 

 

 

EL BORDER COLLIE:


El border collie es un perro pastor (conductor de rebaño, que no hay que confundir con los perros de guarda, que acompañan al rebaño pero no lo manejan, sólo lo protegen de depredadores). Dentro de los perros pastores existen 2 clases:

- Perros de control, en cuya clasificación únicamente existen el Border Collie y el Kelpie

- Perros de arreo, donde se encuentran todas las demás razas de perros pastores.






 

 

 

 

 

 




 

 

 





Los perros de arreo son aquellos que suelen trabajar con rebaños grandes, empujándolos de unos montes a otros. Acostumbran a tener una forma más basta de trabajar, amenudo acompañada de ladridos, cuyo fin es conseguir mover un gran rebaño de unos pastos a otros.

Los perros de control son aquellos que buscan tener el control del rebaño (véase la típica imagen del border collie tumbado frente a un rebaño estático), frenando las huídas y manteniendo al rebaño unido a la vez que lo conducen hacia donde el pastor desea.


Si observamos con atención la secuencia de caza de una manada de lobos, podremos diferenciar que en ella hay distintas partes que la componen, y distintos individuos que se encargan de cada una de esas partes. Para entender la selección del border collie, debemos fijarnos en aquellos que se ocupan de "asustar" al rebaño para poder conducirlo hacia donde esperan escondidos aquellos que van a darles caza. Ahí ya se muestra una capacidad de conducción del rebaño, que fue la posteriormente seleccionada para perros pastores en general.


HISTORIA:


El border collie como raza proviene del Reino Unido, concretamente de la frontera entre Inglaterra y Escócia, donde se empezó a seleccionar al perro por sus aptitudes, buscando conseguir un animal con gran fondo, físico, capaz de trabajar largas horas en terrenos amenudo complicados, bajo las inclemencias del tiempo que allí acostumbra a haber; todo ello acompañado de un buen instinto (aspecto primordial).


Si bien es algo complejo concretar cuándo dieron origen los primeros ejemplares, muchos dan el origen a los Celtas, quienes llegaron al Reino Unido entre los siglos I y V a.C. acompañados de unos perros que conducían los rebaños llamados "collies", que en gaélico significa "útil", sí hay algunas obras y publicaciones que nos orientan de forma más concisa sobre ello:


- En el año 943 d.C., Hywel Dda (rey de Powys, de Gwynedd y de Deheubarth) describe un perro pastor negro, de características muy similares a las del Border Collie que al alba salía conduciendo el rebaño, y regresaba con él al atardecer.


- En 1573, el escritor Johannes Claus describe en su libro "English Dogges", un perro de características idénticas al Border Collie moderno.


- En 1873 se dan a conocer los Border Collie al gran público dentro de la primera prueba de perros de pastor celebrada en Gran Bretaña. 


- En 1881 se crea el primer Club del Collie en el que se recoge la primera descripción de la raza.


- Pero la fecha más significativa fue el año 1906, que es cuando se constituyó la International Sheep Dog Society (ISDS); asociación que empezó a organizar concursos de pastoreo y a registrar a los ejemplares de Border Collie exclusivamente por su trabajo.













 

 

 

 

 

 




TRABAJO:


A partir de entonces podemos hablar con total conocimiento sobre el Border Collie tal como lo conocemos hoy en día; un perro que ha sido durante siglos seleccionado por su capacidad de trabajo; capacidades dispares en cada individuo, ya que cuando ponemos a un Border Collie frente a un rebaño, cada ejemplar puede mostrar distintas aptitudes tales como:


- Tener "ojo"; lo cual se refiere a perros que cuando sienten que tienen el rebaño controlado (estático), entran en una especie de "hipnosis" donde clavan su mirada en las ovejas y todo permanece inmóvil, haciendo que el perro entre en un "rapto" que le puede llegar a reducir las demás capacidades, como el oír al guía, que tal vez le está pidiendo que se mueva; todo ello producido por una serie de fluidos segregados por el cerebro.


- Tener "lectura"; referido a perros que anticipan el movimiento de las ovejas y lo corrigen de forma natural para poder seguir el recorrido indicado.


- Tener "distancia natural", que es la distancia que el perro adopta de forma instintiva al trabajar. Una distancia relativamente grande suele ser más deseable ya que como más lejos esté el perro, mejor lectura tiene del rebaño, y las ovejas se mueven más tranquilas.


... Entre otras características que, en función de las presentes en cada perro, variará su enseñanza. Pero hay una estructura que todos los Border Collies llevan en la cabeza de forma innata, y es el control del rebaño; mantenerlo unido. Del mismo modo, prácticamente todos ellos van a entender que si, por ejemplo, el rebaño se encuentra contra una valla, por ahí no puede escapar y, de forma natural, va a colocarse al otro lado, en el centro, pues es desde donde él entiende de forma instintiva que puede controlar las huidas en ambas direcciones. Si se coloca muy a la izquierda, las ovejas huirán por la derecha, y a la inversa, llegando algunos incluso a comprender que si, por ejemplo, las ovejas están encaradas a la izquierda, posiblemente huyan por ahí y variando su posicionamiento en base a eso, colocándose ligeramente en esa dirección.


Lo mismo pasa, pero con un poco de ayuda, con tener en cuenta al guía en las primeras sesiones de trabajo:


ENSEÑANZA:


La enseñanza del border collie para el trabajo de perro pastor, es un proceso muy largo al que hay que dedicarle muchísimas horas, amenudo sin que aparentemente parezca que se esté avanzando. Eso es porque es de vital importancia que nos aseguremos de que el perro está asimilando y asentando bien cada parte del proceso para acabar construyendo un buen trabajo, ya no sólo para poder conseguir que acate bien lo que le pedimos, sino porque hay que tener presente en todo momento que estamos confiando a nuestro perro la seguridad de un rebaño que, ya no sólo puede ser que sea nuestro sustento de vida, si no que se trata de animales vivos que deben ser tratados con respeto.

La finalidad de la selección del border collie (y de cualquier perro pastor) es, entre otras ya mencionadas, que sea capaz de conducir al rebaño de forma tranquila y segura. Ningún pastor quiere que un perro alocado pueda despeñar a sus ovejas en un monte o las trabaje con tanto estrés que las haga abortar o les corte la leche que tienen que ordeñar y de la cual vive y alimenta a su familia. Y como ejemplo, abrimos una pequeña nota donde apuntamos que, en un concurso restarán puntos a todo perro que haga que las ovejas anden estresadas, por muy bien que haga el recorrido. El principal interés es que el rebaño esté tranquilo.

Sabiendo eso:
Al soltar a un cachorro por primera vez, pueden suceder diversas cosas en función de las características que antes hemos mencionado (rodear el rebaño constantemente, empujarlo, buscar ese punto en el que poder tumbarse y controlar...), y según el estado emocional del animal, pueden haber carreras sin control, mordidas... Sea cual sea el comportamiento que el cachorro saque, para corregirlo, usar algunas características en beneficio del trabajo y enseñarle, tiene que entender que el guía forma parte de la escena, pues al tratarse de un perro de control, va a necesitar información corporal para aprender. Eso significa que tenemos que hacerle entender que nosotros somos como esa valla por la que las ovejas no se pueden escapar, y que él tiene que controlar el lado opuesto. Para eso podemos, según el tipo de perro con el que estemos trabajando, ayudarnos de un bastón, que no será nada más que la prolongación de nuestro brazo, que a su vez hace de "muro" que corta el paso del perro para que entienda que nosotros ya controlamos esa zona y que él debe controlar el otro lado. Nos moveremos hacia una dirección y otra para que el perro comprenda que según dónde estamos nosotros, él tiene que posicionarse en el lado contrario (balance).


Hay que saber, antes de nada, que no es aconsejable empezar a "corregir" al perro a una edad muy temprana, pues debe tener un mínimo asentamiento o maduración, tanto para que sea capaz de gestionar el entreno, como para que podamos ver qué hay realmente en él, pues de esa edad hacia abajo, sobretodo entre los 2 y los 4 meses, los perros tienen una etapa en la que prácticamente carecen de miedos y eso hace que puedan parecer de cierta forma que, cuando empiezan a madurar y "ser conscientes", puede cambiar. A la vez, esa etapa es deseable para, sencillamente y en sesiones cortas y espaciadas, dejar que el cachorro saque de sí todo lo que lleva de forma natural, sin presión ni correcciones.














Volviendo al trabajo, una vez el perro entiende que ambos formamos parte del ello, y bien asentadas ciertas bases y otros aspectos (buena distancia, tranquilidad y cabeza en el trabajo, distintas situaciones...), podemos empezar a introducir órdenes que den un nombre a lo que ya ha aprendido (derecha para girar a la derecha, traer para que empuje hacia nosotros recto, etc.). Cuando eso ya está bien introducido y bien asimilado por el perro, podemos empezar a romper ese "balance" del que antes se hablaba. Que el perro deje de trabajar en función de nuestra posición corporal para trabajar según esas órdenes. El objetivo de eso es que el perro, tras un larga y variada enseñanza, pueda trabajar a grandes distancias sin la necesidad de que nosotros estemos ahí. A la vez, podemos empezar a enseñarle a "partir" el rebaño, que no es otra cosa que apartar "x" cabezas de ganado y que el perro evite que vuelvan a juntarse; trabajo que forma parte de un concurso, pero que en el trabajo diario en una granja es muy necesario para separar, por ejemplo, ovejas que puedan ir cojas para poder curarlas, ovejas que estén a punto de parir para meterlas a la cuadra y otro sinfin de razones que hacen casi imprescindible la colaboración del perro.


Una vez el perro trabaja bien dentro de esas órdenes y distancia sin ya tener prácticamente en cuenta nuestra posición corporal, podría ser el momento de empezar a probar en concursos para perros que se inician pero, a la par, sería deseable seguir instruyendo al perro en distintos tipos de terrenos (monte, bosque, cuadra...), con distintos tipos de ovejas (más rápidas, más duras, madres con corderos, rebaños más grandes...) y en distintos tipos de trabajos (recoger rebaños del monte, cargar al remolque, pasar por la manga...) ya que todo ello hará de él un perro versátil, apto para distintos trabajos con distintas necesidades... Con lo cual, el trabajo de enseñanza de un perro pastor nunca acaba, ya que es tan ilimitado como la cantidad de situaciones en las que se le pueda meter.


CONCURSOS:

Los concursos empezaron a organizarse en el Reino Unido, y su intención principal era crear un encuentro donde todos pudiesen mostrar el trabajo con sus perros y que los demás asistentes pudiesen valorar con cuáles cruzar a sus perras o qué camadas podían resultar más interesantes en pro de mejorar así las líneas del border collie.

Hoy en día con las nuevas tecnologías, esa información es más accesible, y la intención ha variado un poco y han ganado más importancia aspectos como hacer un buen palmarés para conseguir buenos sementales y ventas, aunque no haya eliminado la anterior intención por completo, pues en un concurso es donde se muestran parte de las habilidades del perro y del handler (guía) en directo y en lugares nuevos para el perro.

Si bien la estructura de los concursos varía según la zona, hay unas pautas que se mantienen que lo que pretenden es mostrar distintos aspectos del trabajo y capacidades del perro de forma muy resumida. Aquí un pequeño resumen:

El concurso se realiza por lo general en una campa llana, estando el handler y el perro en un extremo y las ovejas en el opuesto. Al empezar, el perro deberá realizar un outrun, que es la salida abierta, sea por derecha o por izquierda hasta colocarse detrás del rebaño Ahí se valorará la fluidez del outrun, que el perro no se cierre al llegar, dónde se para al hacerlo, que su distancia no sea exagerada y que no se pare ni se cruce antes de llegar. Después deberá conducir las ovejas hasta nosotros en línea recta pasando por un primer paso y haciéndolas pasar después por detrás nuestro (fetch), donde se tendrá en cuenta que las ovejas lleven un buen paso, que no zigzagueen...





 

 

 

 

 

 

 

 








Tras eso, el perro deberá conducir las ovejas entre otros dos pasos situados uno a la derecha y otro a la izquierda (drive) de la forma más recta y limpia posible, y después llevarlas hasta un círculo pintado que se encuentra delante del handler donde éste y ovejas deberán entrar para h¡realizar el shedding, que es partir el rebaño en 2 sin tocarlas y que el perro lo mantenga separado durante "x" segundos dentro de ese círculo. Se tendrán en cuenta el número de intentos y la forma de entrar del perro.

De ahí, el handler se dirige hacia el pen (cercado) donde deberá meterlas sin poder tocarlas. Se valorarán las ovejas que se escapen, las veces que pasen por detrás del pen, etc... Y una vez hayan entrado y se haya cerrado la puerta, se dará el concurso por concluído.

Se empieza el concurso con un total de 100 puntos y cada falta irá restando hasta obtener un resultado final.

Aspectos como cruzarse en el outrun, morder a las ovejas o que se salgan del campo, conllevan la descalificación del binomio.

Las distancias varían enormemente en función del tipo de concurso, siendo hoy por hoy el mayor de España en 200 metros, y el Mundial en 800.


Existen también concursos para perros que se inician que, en algunos lugares están exentos del shedding y sus distancias son algo menores.

Pastoreo
Instinto y Trabajo del Border Collie

Texto, fotos, y esquema por Leyla Ortiz.

¡Muchísimas gracias por tu ayuda!

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now