Copyright © 

Como elegir la alimentación adecuada

Si nos decantamos por la comida seca, por el pienso, lo primero que hay que hacer es mirar los ingredientes.
Los piensos que a menudo nos encontramos en las clínicas veterinarias, son más nombre y publicidad que calidad y a precios altos.


Primero hay que fijarse en el orden en el que están dichos ingredientes, ya que siempre estarán ordenados de mayor a menor, es decir, si el primer ingrediente que aparece es un cereal, NO ES UN PIENSO PARA PERROS, ES UN PIENSO PARA GALLINAS.


Siempre, el primer ingrediente debe ser la carne, a no ser que sea un pienso específico para gastritis, que el primer ingrediente puede ser arroz o patata. Pero nunca en mucha mayor cantidad que la carne.


Despues hay que fijarse en cual es la principal fuente de proteína, un buen pienso especificará si es pollo, cordero, ternera, salmón, merluza, pavo...
Un pienso en el que te ponen carne, ave, o pescado, o harina de carne, pescado etc. No será de fiar... ¿carne de qué? ¿de gato?, ¿Carne de ave? ¿qué son palomas y loros? (en ocasiones debemos mirar la descripción de los ingredientes en ingles, ya que las traducciones a menudo son erroneas, y cambian pollo por ave por ejemplo)
Muchos fabricantes de pienso escriben "subproductos animales"... ¿Qué significa? Son los despojos, picos, patas, espinas, huesos, piel...


Por último hay que comprobar si la fuente de proteína principal es hidratada o deshidratada, ya que siempre será mayor cantidad cuando es un 35% de cordero deshidratado, que un 35% de cordero sin más. Que no sea deshidratada no es malo, simplemente la cantidad de carne será menor.
Así que lo ideal es que contenga carne deshidrada en primer lugar, carne en segundo, y en el caso de que contenga harinas, este por detrás.


Queda en nuestras manos la decisión de elegir un pienso Grain Free o con cereales, ahora, si eliges con cereales los de mayor calidad serán el arroz y la avena.
El resto de cereales trigo, maiz... son de peor calidad y los culpables de muchas alergias e intolerancias alimentarias.


Existen piensos que intentan asemejarse lo mas posible a la dieta BARF, utilizando procesos de cocinado como la liofilización y conservación que alteren lo menos posible la calidad del producto, como por ejemplo Natures Menu, que también tiene entre sus productos latas de comida humeda con la carne cruza, y las verduras cocinadas.


 

Como alternativa al pienso existen varias opciones.

La dieta BARF, la comida "casera" o dieta natural del perro, s
e compone de un 60-80% de huesos carnosos crudos, es decir los huesos con carne y músculos de ternera con más del 50% de carne (por ejemplo, cuello, espalda o alas de pollo) 
(¡HUESOS SIEMPRE CRUDOS!). Y el 20-40% de frutas y vegetales crudos, huevos, vísceras, en lugar de alimentos comerciales o comidas caseras cocidas con suplementos.
Existen muchas páginas y grupos de facebook en los que poder informarte. 

También hay comidas crudas y congeladas, en las que solo tienes que dejar descogelar y servir. Esta es la opción comercial más parecida a la alimentación totalmente natural. Ya que cada paquete contendrá la proporción adecuada de carne cruda, huesos e hidratos para el perro, todo triturado.

Y comidas precocinadas pero deshidratadas, en las que tu sólo te encargas de mezclarla con agua caliente, dejar que se hidrate unos minutos, y listas para que coman como CookiesWill, que al estar deshidratado y tener que mezclarlo con agua, cada kilo de equivale al doble del pienso habitual.
También se trata de comida natural, solo que esta cocinada y deshidratada.

Elijas la opción que elijas, lo ideal sería poder realizarle a nuestros perros una analítica para comprobar que esta todo en orden, fijarnos muy bien en su estado de animo, en el pelo y en las heces.
Pero sobre todo, ante piensos de supermercado... ¡Salid corriendo!


Escrito por Andrea Sancho para La Guía del Border Collie

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now