Copyright © 

cómo tratar el estrés.

A la hora de comenzar con cualquier terapia para reducir niveles de estrés,  tenemos que tener en cuenta todo aquello que puede afectar a nuestro perro.  Y aunque existen muchos factores externos que no podemos modificar, hemos de intentar eliminar o evitar aquellas situaciones en las que se ven expuestos y les generan demasiado estrés. (Estrés, qué es, y como identificarlo.)    

Algunos puntos importantes a tener en cuenta para ayudar a rebajar los niveles de estrés son:
 

  • Evitar correcciones y castigos.

  • Buscar una zona en casa que sea silenciosa y tranquila donde pueda descansar.

  • Paseos adecuados.

  • Ejercicios que inciten a utilizar el olfato.
     

 

Rutina de paseos.
 

Para que los paseos sean eficaces, han de realizarse de una forma relajada, sin tirones de correa ni castigos, hemos de utilizar material adecuado para dichos paseos.  NO utilizaremos collares de ahorque, de pinchos, ni ningún material que pueda dañar la salud física y mental del perro.

Recordamos que hay formas de trabajar para que el perro durante el paseo vaya de una forma tranquila sin tirones de correa. NO ES NECESARIO UTILIZAR ESTE TIPO DE MATERIAL PARA EVITAR QUE TIRE.

Nuestra recomendación sobre el material que debemos de utilizar durante el paseo es:
Arnés de pecho Sense-ible y correa de 2 o 3 metros. Este tipo de correa permitirá que vaya sin tensión y le permitirá moverse libremente.                                                                                                     
Dentro de las correas no es recomendable el uso de correas tipo Flexi, ya que estas provocan que el perro durante todo el paseo vaya con tensión en la correa y que no sea agradable.

 

Ejercicios de búsqueda 
 

Cada vez que nos dispongamos a realizar ejercicios de búsqueda con nuestro perro, hemos de saber que pueden llegar a ser un gran aliado a la hora de rebajar niveles de estrés. Además, actúa como ejercicio relajante, fomentando la concentración y aumentando la autoestima.

Para realizar estos ejercicios tenemos que coger un puñado de salchichas, trozos de pavo o bolitas de pienso, esparcirlos por el suelo, decirle al perro la señal “busca” y que vaya recogiendo cada trozo de comida que se encuentre por el suelo.  Según adquiera más experiencia en este tipo de ejercicios,  podemos ir complicándolo e ir escondiendo trocitos por sitios un poco más rebuscados.

Hay que tener especial cuidado, si lo complicamos mucho desde el principio, podemos generar frustración y que al final se vuelva un juego contraproducente por el nivel de excitación que produzca.
 

Hablemos de juguetes
 

Existen en el mercado diferentes tipos de juguetes dentro de los cuales puedes introducir comida con el fin de que el perro trate de buscar soluciones para sacarla. Estos juguetes tienen muchos beneficios por ejemplo, aumentar niveles de concentración, generar mayor tolerancia a la frustración y sobre todo es una buena ayuda para la relajación.   

Sería conveniente retirar todos aquellos juguetes que al perro le generen estrés,  como es el caso de los juguetes que pitan o el típico juego de tirar la pelota. Estos pueden producir un efecto negativo, ya que producen excitación y generan segregación de adrenalina, que no nos servirá de ayuda para la reducción de estrés.
 

Estimulación mental

El ejercicio físico es importante dentro de la vida de nuestros perros, dar  paseos apropiados e incluso realizar alguna actividad canina en la que el perro pueda desarrollar la parte física, es bastante recomendable. Pero normalmente nos centramos en lo físico y nos olvidamos de ciertas actividades que son incluso más importantes, como por ejemplo, puede ser la “Estimulación mental”.

Ocupar la mente del perro en alguna actividad que requiera su   concentración y con la que disfrute, evita que active emociones problemáticas.                                                                                                    
Entre los increíbles beneficios que nos aporta la estimulación mental, podemos destacar que mejora la capacidad resolutiva, de aprendizaje, fomenta el autocontrol, ayuda a gestionar el estrés y previene problemas de comportamiento.

A continuación, enumeraremos algunas formas mediante las fomentamos la estimulación mental:
 

  • Juguetes interactivos.

  • Ejercicios de búsqueda.

  • Ejercicios de obediencia

  • Actividades caninas ( habilidades caninas, agility, OCI, disc-dog,etc)

  • Visitar sitios nuevos, hacer excursiones y explorar.

  • Ejercicios de propiocepción.

 

A lo largo de estas últimas líneas hemos facilitado algunos datos sobre ejercicios de reducción de estrés, no obstante, si veis ciertas anomalías en vuestro perro o veis que  le cuesta reducir estos niveles, no dudéis en consultarlo.
Cuanto antes se detecte el problema mejor solución tendrá.






 

Carlos López Currás para La Guía del Border Collie 

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now